Cuando las paredes cuentan historias

Papeles de colgadura con diseños y texturas no comunes, paredes con tonos únicos hacen un fino equilibrio.

Cada espacio en el Red Room, cada salón, cada rincón fue diseñado para que los reflejos de las luces y su mobiliario nos permitan sentir que estamos en un lugar maravilloso.

La selección de los elementos y los materiales fue hecha como un suave tejido, que mezcla texturas, colores, luces y mobiliario. Los papeles de colgadura fueron importados conservando el concepto del lugar: un sitio exclusivo. Algunos de ellos tienen diseños y texturas que te transportan a otro lugar, otros son de un solo tono con visos dorados que te hace sentir sumergido en un ambiente burbujeante color champaña.

Las cortinas tienen el sello del Palacio de Nariño, con telas importadas e instaladas por las manos expertas que tiene a su cargo las cortinas de la casa presidencial.  Algunas cuelgan justo desde la parte central del techo de los salones y para ello se realizaron unas estructuras donde armoniosamente se sostienen la cortinas y las lámparas.

Cada detalle del Red Room es a la vez imperceptible, todo está puesto allí cuidadosamente para que tu visita sea la protagonista.