Espejos que conservan su clase con el tiempo

Los espejos del Red Room podrían contar muchas historias a través de su reflejo dorado que ha permanecido por años desde su creación.

Estar frente a cada uno de estos espejos, es tener al frente una obras de arte. Al contemplar sus visos, sus talles podrás saber que han resistido a los años en muy buen estado. La mayoría  fueron adquiridos en anticuarios que certifican su origen francés y algunos datan de comienzos de 1900.

El cristal nos dice cuántos años puede tener. Algunos son tan antiguos que su reflejo es tenue, como si no te pudieras ver por lo desgastado del tiempo. Estas joyas no están restauradas, esto verdaderamente los hace originales.

Otros son nuevos, con diseños exclusivos para el Red Room, con marcos en madera tallados finamente por artesanos  y pintados a mano con tintilla en oro. Su mezcla con los demás accesorios conservan un estilo clásico, que te transporta a los mejores lugares de Europa.